Inicio / RAZONES PARA NO COMER CARNE

RAZONES PARA NO COMER CARNE

Sabemos que han puesto la carne en tu plato… es hora de sacarla.

Después de que por décadas se ha intentado hacer la revolución por las armas, y después de que algunos han intentado hacer lo suyo con la pluma, o la política, hemos venido aquí a promover una nueva “arma” para que las cosas mejoren un poco.

Esperamos que los inconformes con lo que está pasando encuentren esta herramienta útil para sus nobles fines.

Conozca por qué sacar la carne del plato puede ser más efectivo que hacer marchas política o caridad.

Esta revolución es diaria, persistente, y efectiva. Da resultados inmediatos. Además no se necesitan armas, no se derrama sangre (todo lo contrario), no se corren riesgos y en ella pueden participar en igual medida desde el cuentero hasta el policía.

Una revolución hecha con la cuchara nos permite relacionar y entender como las actividades que hacemos diariamente pueden resolver grandes problemas del mundo. Hacernos conscientes del poder puede marcar la diferencia.

Ante los problemas ambientales, la mala distribución de recursos, el hambre mundial  y la violencia indiscriminada nos sentimos indignados e impotentes. Pensamos que somos muy pequeños para solucionarlos y esperamos que sean los gobiernos o las grandes fundaciones las que deberían hacer el trabajo.

Sin embargo si se estudia la situación con detenimiento podemos ver cómo estos grandes problemas están vinculados con las pequeñas decisiones que tomamos en nuestro entorno. Por ejemplo: Los productos que consumimos, lo que elegimos al comprar en el mercado, lo que elegimos en la mesa a la hora de comer.

El famoso cantante y ex-Beatles Paul McCartney lanzó una campaña llamada Lunes sin carne invitando a todas las personas a sacar la carne del plato por lo menos los lunes. Él asegura que con ello ayuda a la humanidad enormemente a luchar contra el calentamiento global.

Con el sencillo acto de compartir información les damos a las personas las herramientas necesarias para propiciar los cambios que quiere ver en el mundo.  La revolución se hace efectiva cuando cada individuo es empoderado para actuar de forma autónoma y consciente. No se trata de grandes organizaciones, cada persona tiene la capacidad de dar soluciones contundentes a problemas reales cuando está bien informada y se lo propone.

Para probar todo lo que acabamos de mencionar te daremos una serie de datos que te demostrarán porque la revolución es con la cuchara.

Además de lo que puedes encontrar en esta sección podrás ver como cada día surgen nuevas investigaciones y argumentos para dejar de comer carne. Puedes estar al tanto de las novedades en nuestra sección de noticias o hacer tu búsqueda por tema en nuestra Okipedia.

Qué va de tu cuchara al hambre en el mundo, la injusticia social, y la destrucción ambiental. Por qué la revolución es con la cuchara. Conócelo de una vez.

Economía y hambre mundial.

El consumo de carne implica cultivar muchísimas más hectáreas. Toneladas de proteínas que podrían ser consumidas directamente por el hombre son desperdiciadas cada día para alimentar a los animales; solamente el 10% de las proteínas y calorías con que alimentamos al ganado se vuelve a recobrar con la carne que comemos, el resto se pierde.

Según cifras de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación), para alimentar el ganado se utiliza el 95% de la producción mundial de soya y el 44% de la de cereales, es decir, los animales consumen 600 millones de toneladas de cereales anualmente, mientras entre 40 y 60 millones de personas mueren de hambre cada año.

En Estados Unidos, por ejemplo, más del 80 % del maíz y más del 95 por ciento de la avena que se cultivan son destinados al alimento de animales

Sólo el ganado del mundo consume una cantidad de comida equivalente a las necesidades calóricas de 8.700 millones de personas, es decir más que la población total sobre la tierra.

10 hectáreas sembradas en legumbres alimentan a 61 personas al día, mientras que las mismas 10 hectáreas con ganado alimentan sólo a dos personas.

Una hectárea sembrada en soya produce 5 kg. de proteína que alimenta a 70 personas. Una hectárea con ganado produce ½ kg. de carne que alimenta a 3 o 4 personas.

Por cada 16 kilos de cereales y legumbres dadas al ganado vacuno, sólo se obtiene 1 kilo de carne.

Salud y nutrición.

El consumo de carne produce estreñimiento y sus complicaciones, obesidad, enfermedades cardiocirculatorias, exceso de calorías, hipercolesterolemia, tumores de mama, de colon, de próstata, uremia, gota, insuficiencia renal.

La dieta basada principalmente en cereales, vegetales y frutas, ayuda a controlar la diabetes y la arteriosclerosis.

Es una alimentación completa porque todos los nutrientes que el organismo necesita se encuentran en el reino vegetal; las vitaminas, los aminoácidos y los minerales están presentes en los vegetales.

La alimentación vegetariana aporta al organismo humano un sustento aún más energético que el de la carne; incluso la potencia física de los vegetarianos puede ser superior e incluso prolongarse más que la de los carnívoros.

Una operación de desviación coronaria (bypass) o una sesión de quimioterapia son mucho más incómodas y difíciles que cambiar tu dieta. Ser vegetariano es lo mejor que puedes hacer por tu salud.

RDLC EDITOR