¿QUE ES SPLENDA?

Este edulcorante se descubrió en 1976 y se comercializa bajo diversas marcas, como Splenda, Roxxel, Sucralin, Sucaryl, SucraPlus, Candys, Cukren.

En la Unión Europea, también se conoce con el código de aditivo E955.

Denominación de la IUPAC: 1,6-Dichloro-1,6-dideoxy-β-D-fructofuranosyl-4-chloro-4-deoxy-α-D-galactopyranoside
Masa molar: 397,64 g/mol
Punto de fusión: 125 °C
images (1)

Si te fuera dicho que ingerir un producto químico sintético biológicamente extraño cuya presencia en este planeta no es anterior a 1976, y cuya estructura está a sólo unos pocos átomos del pesticida DDT mortal, y supieras que no sólo no había estudios seguros a largo plazo hechos con humanos, pero que ya había sido demostrado en pruebas que tenían efectos adversos para la salud como estos:

•Glándulas del timo encogidas (hasta 40% )
•Agrandamiento del hígado y los riñones.
•Cambios anormales histopatológicos en el bazo y el timo
•Reducción de la taza de crecimiento
•Daños en el ADN
•Cambios adversos en las bacterias gastrointestinales
•Mineralización anormal de la pelvis
•Disminución del número de glóbulos rojos
•Hiperplasia de la pelvis
•Abortos (toxicidad materna y fetal)
•Disminuciones del peso corporal del feto y la placenta
•Inflamación del intestino
•Activación de migraña
•Aumento de la glucosilación de la hemoglobina (HbA1c) en los diabéticos

¿Podrías aún así consumirlo? Sin embargo, millones de personas en el mundo incluyendo niños lo hacen.

Al igual que “Splenda”, el término “sucralosa” es una estratagema de marketing muy poco linda.

A pesar del intento de insinuación, la sucralosa no es una forma de sacarosa (azúcar de caña). La Sucralosa (Splenda) es producida artificialmente, el azúcar natural es un hidrocarburo construido alrededor de 12 átomos de carbono, mientras que el Splenda es un clorocarbono, que está en la misma familia que los pesticidas mortales, como el DDT, biocidas, desinfectantes como el Clorox Bleach y el gas venenoso diclorourea usado en la Primera Guerra Mundial.

¿Cómo puede ser esto cierto en un edulcorante aprobado por la FDA?

La aprobación de la FDA (Food and Drug Administration) no garantiza la seguridad de ningún aditivo químico.

Así que, si Splenda no es una alternativa viable para azucarar, ¿qué podemos usar en su lugar?

Cuando uno se desacopla de la experiencia “azucarada” de contenido calórico, el cuerpo se confunde, ya que no recibe alimento y por lo tanto, no alcanzará la saciedad, a su vez, conduce a excesos. De hecho, nuevos estudios han demostrado exactamente esto: los que consumen edulcorantes sintéticos son más propensos a la obesidad. Lo que esto significa es que cuando ingerimos algo dulce, esto debe también tener un contenido calórico nutricional.

Cualquier cosa menos que esta ecuación es una receta para el fracaso y la mala salud. Afortunadamente la naturaleza nos proporciona una verdadera cornucopia de edulcorantes saludables: la miel, frutas, verduras y el jugo de la caña deshidratado orgánico, todos los cuales están disponibles en las tiendas.

La próxima vez que te llame lo dulce, recuerda que no debes sucumbir a la publicidad exagerada que convierten sustancias químicas tóxicas en “mágicos” edulcorantes sin calorías. Tu cuerpo te lo agradecerá

Fuente: www.greenmedinfo.com/blog/bitter-truth-about-splenda

Isa

About Isa

Isa
Activista Mexicana

Te puede interesar además

Amaranto, Quinoa y Cañihua: las semillas que pueden salvar al mundo

Estas tres semillas además de poseer cualidades nutricionales excepcionales, ser increíblemente ricas en proteínas y aportar casi todos los aminoácidos que el cuerpo necesita, también están envueltas de historias de un pasado incaico de veneraciones y una actualidad combativa que las ha puesto como estandarte en las luchas contra el agrogenocidio que está en marcha.