Inicio / Noticias / Porque no comer como el abuelo

Porque no comer como el abuelo

Muchas personas antes de sacar la carne del plato quieren investigar bien. Las proteínas se convierten, entonces, es su nueva fuente de preocupación (o excusa), a pesar de que nunca antes les había importado un rábano cuantas proteínas tenía lo que se comían (rábanos incluidos).
La lógica viene mas o menos así: “si así comieron mis padres, si así comía el abuelo, así se debe comer. Muy seguramente alguien más ya pensó esto por nosotros”.
Las tradiciones también sirven para eso: para descansar perezosamente en ellas. Aunque no todas son malas y de hecho muchas pertenecen al departamento del buen saber acumulado, no debemos desconocer, que algunas sencillamente deberían cambiarse, comer carne es una de ellas.
La tradición de comer carne es también extensa y tiene muchos matices. En la historia remota de la India antigua para aquellos que definitivamente no podían dejar de comer carne, se les tenía (o se les tiene) un proceso recomendado donde el victimario, le recitaba al animal un mantra que traducía así: “Por el descontrol de mi lengua ahora tengo que tomar tu vida, pero soy consciente de que tienes permiso para que en el futuro, tu hagas lo mismo con la mía”.
abuela comiendo
De esa época hasta hoy hay una gran distancia, en tiempos de comida rápida, qué lugar va a haber para frases o reflexiones como esas?. Lo ultimo que se nos pasa por la cabeza es hablar de esa forma, cuando ni la deducción mas lógica podemos hacer, y no podemos conectar ese animal que nos comemos con nuestro perrito firulai, que también siente.
“Tiene buen sabor y así lo hemos hecho siempre”. Y hasta ahí llega cualquier reflexión, pero si vemos lo del sabor, este no se debe a la carne misma, sino al esmero con que la preparan. En cuanto a la tradición si miramos la historia reciente podemos ver que comer carne esta ligado con el estatus.
Comer carne para una típica familia de estos lares es comer bien, significa que hay platica.
Es cara porque para producirla se consumen recursos que son costosos. Tierra, agua, granos entre otros. Decimos recursos pero muchos de ellos son la vida misma, pagamos para que nos destruyan.
Claro, esto no va a ser difundido porque mas allá de las proteínas, mas allá de mantras y tradiciones la carne es muy buen negocio. Y con eso tenemos para opacar todo lo demás. Opacar y empeorar si miramos las granjas industriales.
Una tradición hecha de mentiras (como la proteína), que destruye nuestro ambiente y salud, y tiene como trasfondo el ánimo de lucro sin mas consideración, es una tradición digna de ser abolida. El mismo abuelo, sabiendo lo que hoy se sabe hubiera dejado la carne, y mas bien se extrañaría de tener nietos tan tercos.
dia mundial sin carne
Miguel Rodriguez

About Miguel Rodriguez

Te puede interesar además

El metabolismo afectado por el jarabe de maíz de alta fructosa

Desde el punto de vista médico, gran parte del debate se centra en los posibles …