Inicio / Testimonios y Confesiones / Pesadilla animal

Pesadilla animal

Una noche tuve una pesadilla. Una nube oscura venía hacia mí desde el horizonte. Se escuchaban muchos diferentes sonidos mezclados que no podía identificar. Parecían muchas voces diferentes. Los nube se acercaba y me di cuenta de que era una nube de polvo levantase por muchos pies, corriendo hacia mi. A medida que se acercaba más y más podía escuchar gritos de lamento, ira y dolor. Me parecía que gritaban: asesino, demonio y ya veras. Ya podía distinguir muchas vacas, terneros, chanchos y chanchitos, habían aves volando encima de ellos, habían aves de diferentes especies como palomas, faisanes y gallinas, habían animales por todos lados. Sus voces eren las de un pueblo oprimido. Quienes son, de donde vienen, y a qué vienen fueron las preguntas que me hice sintiéndome indefenso ante de la multitud de los animales. Hasta caballos había entre los animales, burritos y venados.
Me iban aplastar y pasar sobre mi con sus pies cuando de repente pararon justo en frente de mi como si hubieran recibido una orden. Ellos me miraban todos con reclamo en sus ojos. ¿Qué desean?, exclamé, qué les he hecho porque están detrás de mi. Yo sabía que algo malo debía haber hecho para estar en esta situación peligrosa. El silencio total fue interrumpido por una paloma blanca que había aterrizado en el lomo de un toro parado justo ante de mi. Con una voz de otro mundo me dijo. Somos los espíritus de todos los animales que tu has matado o comido en tu vida. Venimos para avisarte que ya vamos a venir a cobrar lo que nos debes.
Mis ojos pasaban en pánico tratando de encontrar la mirada de cada uno de todos estos animales pidiendo perdón personalmente. Eren tantos que tomaba una eternidad. Yo asustado sin saber para donde desperté en mi cama bañado en sudor. Mi cuerpo temblaba y aun recordaba la mirada de cada uno de los animales. Dios mió, que hice yo. Hasta me consideraba pacifista, esta noche vi. en frente de mi el estrago y el dolor que causo yo por no respetar mis hermanos menores. Fue en esta mañana que decidí de volverme vegetariano para el resto de mi vida. Cuando escuche de la revolución de la cuchara sabía que esta era mi misión. Mi campo de decir a todo el mundo: “hermano si no dejas de comer animales eres responsable por aproximadamente 84 animales anuales muertos por tu culpa. Vuélvase vegetariano y más bien salve 84 animales cada año. Veras la diferencia. Me siento mal por lo que hice pero me siento tranquilo porque creo que Dios perdona fácilmente aquel que esta arrepentido de verdad.

Beate Trier Kaiserslautern Alemania

Carnivoros Anonimos

About Carnivoros Anonimos

Te puede interesar además

Alejandro Sanz se apunta al veganismo

A través de su perfil en Twitter, el cantante Alejandro Sanz reveló que se siente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *