Inicio / Campañas / Oki Bombing Campaña

Oki Bombing Campaña

En mi cabeza y en la tuya hay mucha basura ahora. Lo decimos sin temor a equivocarnos porque podemos ver lo que estas viendo, comiendo por los ojos anuncios de apariencia deliciosa pero cero nutritivos. No hace falta ser muy psicólogo para ver que nuestra dieta de anuncios y publicidad diaria nos tiene la cabezota indigestada. La idea para contrarrestar esto ya lleva años y sigue vigente. Adorna tu ciudad con okis. Deja de ser pasivo mientras te invaden con su dudosa invitación a la próxima cuota de felicidad.

El oki Bombing se mantiene en firme, con sus cientos de materiales mira el video, baja los materiales y de postre, recuerda lo que dijo Bamsky…

 

 

Bansky dice:

“Esta gente te está tomando el pelo todos los días. Se entrometen en tu vida, te dan un golpe bajo y luego se largan. Te miran de reojo desde sus edificios altos y te hacen sentir pequeño. Hacen comentarios impertinentes de los autobuses lo que implica que no eres lo suficientemente [email protected] y que toda la diversión que está sucediendo en otro lugar. Ellos están en la televisión haciendo que tu novia se sienta poca cosa. Ellos tienen acceso a la tecnología más sofisticada que el mundo haya visto y te joden con ella. Son los anunciantes y se están riendo de ti.

Tú… sin embargo, tienes prohibido tocarlos. Marcas comerciales, derechos de propiedad intelectual y derecho de autor significa que los anunciantes pueden decir lo que quieran, donde quieran con total impunidad.

Al diablo con eso. Cualquier anuncio en un espacio público que no te de posibilidad alguna de elegir si lo ves o no…es tuyo. Es tuyo para tomarlo, re-organizarlo y re-utilizarlo. Tú puedes hacer lo que quieras con él. Pedir permiso es como preguntar a alguien si te puedes quedar con la piedra que te acaba de lanzar a la cabeza.

Tu no le debes nada a las empresas. Menos que nada, sobre todo no les debemos ninguna cortesía. Ellos son los que te deben. Han reordenado el mundo a ponerse en contra tuya. Ellos nunca pidieron tu permiso, tampoco pidamos el suyo.

Banksy”

 

 

RDLC EDITOR

About RDLC EDITOR

Te puede interesar además

Senado Colombiano: Dos candidatos comprometidos con la Madre naturaleza.

En el negocio de las elecciones se juegan mal que bien, (siempre más mal que bien), gran parte de lo que regula nuestro bienestar. Los políticos de esta era no son dignos de confianza, eso se sabe, sin embargo, parece que no todo está perdido. Desde Colombia nos llega la recomendación de muchos activistas que respaldan la candidatura tanto de Ati Quigua como de David Jaramillo para entrar en el senado de ese país.