Inicio / Noticias de vegetarianismo / No comer carne en viernes Santo.

No comer carne en viernes Santo.

Viernes santo
Viernes santo

Mientras Paul MacCarney y su gente proponen dejar de comer carne los lunes. Los católicos invitan a no comer carne en viernes santo. ¿Qué tiene la carne? Paul McCarney lo enseña muy bien. Cada pedazo de carne carga encima, toxinas que enferman tu cuerpo, deforestación y contaminación que enferma al planeta, y el sufrimiento y la vida de tortura del animal sacrificado. Eso por el lado de Paul. Los católicos, no entran a mirar estas razones y dejan de comer carne como un asunto de penitencia religiosa, razones aparentemente alejadas de las dadas por McCarney pero que, permítanos sospechar, deben ser en el fondo las mismas.

Más allá de las razones teológicas puntuales, el sentido de hacer sufrir a otro por nuestro placer es quizás lo más anti-cristiano que pueda haber. De hecho el consumo de carne, junto con la no aceptación del karma y la reencarnación son incorporaciones nuevas al credo cristiano. Fue sólo hasta el año 533, durante el segundo concilio de Constantinopla, que el emperador Justiniano, influenciado por su esposa, reformó las enseñanzas tradicionales e la iglesia, sacando un par de cosas que quizás no eran tan divertidas y podían complicar el disfrute momentáneo. Estas dos cosas incluían el no tener que pagar por nuestros actos, y matar y comer es uno de ellos, y tener que reencarnar, justamente para sufrir lo que hicimos sufrir a otros.

Si de alguna manera nos solidarizaramos con el sufrimiento de Jesús al no comer carne lo viernes de cuaresma, si esta práctica hace parte de nuestro recogimiento espiritual, ¿Por qué no hacerlo todos los días del año? Quizás no sea tan fácil y conveniente y de eso la esposa de Justiniano ayudo, pero seguro seguro, pecado no es.

Jesús, que era todo compasión y amor, no estaría en contra.

RDLC EDITOR

About RDLC EDITOR

Te puede interesar además

Una sobre loros.

El viejo Paul lo dijó hace rato: "Si los mataderos tuvieran paredes de cristal todos seríamos vegetarianos", dando en el clavo: Comemos carne, de la forma y en la cantidad que lo hacemos, porque no vemos cuando matan al animal. Hasta el más empecinado carnívoro deja de comer tanta carne cuando le toca matar el mismo a la criatura, cuando no es que se hecha para atrás de una vez. Mala noticia para Paul todavía la carne se procesa lejos, y aunque quizás la crueldad del consumo de carne es cada día más evidenciada, todavía es muy fácil hacerse el de la vista gorda.