Inicio / Noticias / Nadie dijo que fuera fácil

Nadie dijo que fuera fácil

Nadie dijo que fuera fácil.

Para algunos será un proceso largo, en el cual muchas veces cederemos contra nuestro propósito, pero a medida que el tiempo pase y seamos cada vez más sinceros y conscientes con nosotros y veamos que todas nuestras acciones, “así sea la más insignificante relativamente a la persona”, como recoger la basura que otro arroja a la calle, o decirle a una persona que no desperdicie tanta agua, o seguir consumiendo carne a pesar de los muchos motivos para dejarla y de saber con certeza que tienen una consecuencia negativa sobre nosotros y nuestro entorno.

El dejar de consumir carne no es algo personal sino que va más allá de nosotros, es un compromiso con el hogar donde vivimos, el planeta tierra. Si sopesamos los motivos por los cuales seguimos consumiendo carne, lo cual muchas veces solo lo hacemos porque nos “gusta” o nos da placer, y toda la extensa lista de excusas que tenemos para no dejar de consumirla, además de conocer los resultados que esta acción trae consigo, los beneficios que nuestro cuerpo recibe al eliminarla de nuestra dieta, y aún más, la primordial razón de que el planeta tierra se beneficia cada vez que una persona se vuelve vegetariana; de cierto modo esto si se puede comprobar ya que si tenemos la capacidad de ver este planeta como un solo ser, en el cual viven o habitan muchos seres los cuales dependen de este para subsistir, si seguimos con la misma lógica cada vez que se talan árboles extensivamente, cada vez que se contaminan los ríos y mares, cada vez que se erosionan los suelos y se maltratan los animales por parte principalmente de las grandes industrias como la cárnica y de las acciones individuales, solo para darte placer porque te gustan productos como la carne se verá alterado el equilibrio del ecosistema y al hacer esto en gran escala y con el gran crecimiento de la población humana, se terminará por deteriorar los hábitats, extinguir la biodiversidad y finalmente el planeta no resistirá y no podrá mantener las ¨condiciones para la existencia humana¨ y de los ecosistemas.

Si paso a paso vas haciendo un cambio, puedes finalmente modificar tus costumbres y cambiar los gustos por hábitos más saludables que mantienen la coherencia del bienestar ambiental y colectivo.

Nadie dijo que es fácil, pero conociendo los importantes motivos para el cambio, con el entusiasmo y buena compañía, conocerás nuevas maneras de nutrirte con deliciosos alimentos.

Marcela

About Marcela

Te puede interesar además

¿Comida imposible?, Luce como carne, pero….¡No lo es!

Una empresa de llamada Impossible Food ha estado creando alimentos con textura y con sabor imitación carne, pero a base de plantas.