Mi pollito

Un día encontré un pollito y lo adopté para mi. Me lo llevé para mi casa. Duró en mi casa cuatro años mientras yo la pasaba en un batallón trabajando como soldado. Después que salí del ejercito llegué a mi casa y para celebrar mi llegada me mataron mi gallina. No pudo ser una peor la bienvenida. Yo hice el reclamo y les explique que no se podía ser feliz con cosas que hacen sufrir a otros.

Aunque les pareció muy cómico, no lo fue para mi pues lo quería como se quiere una mascota, pues este era distinto, se alegraba cuando me veía y hasta me voleaba la cola como cualquier canino.
Desde ese dìa fue como un baldado de agua para reconocer la realidad de que los animales no son objetos para nuestro disfrute.
Con la ayuda de un poco de investigación en páginas como esta me convencí completamente de tomar un cambio radical en mi dieta a pesar de que mi profesión no sea la mas “pacífica” por asi decirlo. Gracias por permitir compartir mi experiencia. Blado





Carnivoros Anonimos

About Carnivoros Anonimos

Te puede interesar además

Contra el sufrimiento innecesario de humanos y no humanos

Niño vegetariano, adolescente carnívoro, luego vegetariano, más adelante vegano.