Inicio / Ecología y protección animal / Los toros y la paz.

Los toros y la paz.

Si es que las cosas siguen como van las corridas de toros se van a acabar. Por alguna razón una parte notable y activa de la sociedad consideró de forma seria que tal forma de crueldad no debería seguir tan campante. Raro dirán algunos, pensando que la crueldad con los animales es una crueldad menor frente a las demás crueldades. Y viene el ejemplo de por qué protestar contra el maltrato animal cuando hay guerras, hambre y demás horrores de este mundo, como si una cosa excluyera a la otra o como sí no tuviera nada que ver.

Y tienen que ver: “Mientras hayan mataderos, habrán campos de batalla” dijo Tolstoy, investigadores del FBI han entregado reportes en donde relacionan el perfil de los asesinos con el maltrato animal, y el Rey Ashoka se hizo famoso por gobernar la mayor cantidad de tierra, en el mayor tiempo sin guerras, en toda historia, logrando todo esto al dar y reconocer derechos a los animales.

Los que dicen que no, repiten convencidos que no tiene nada que ver el maltrato animal con la violencia, pero no dan pruebas, no tienen citas, llevando la discusión a los movedizos terrenos del arte y la tradición. Últimos recursos, patadas de ahogado, porque como decimos y mostramos, como van las cosas, las corridas de toros se van a acabar.

Incluso sí decimos que no es comprobable la relación entre guerras y mataderos, lo que sí vemos es que hay mataderos y hay guerras, y debemos reconocer que el no tener mataderos no lo hemos ensayado.
Es más, incluso sí decimos que la protesta social contra los toros es un asunto que tiene raíces sentimentales en aquellos que simplemente les parecen lindos los animalitos, (cosa que podría ser cierta sólo en cierto porcentaje), incluso ahí debemos agradecer que se protesté demostrando a empresas y gobiernos que la sociedad no se ha olvidado del todo de su poder sencillo de protestar, como están haciendo en Medellín, contra la centros comerciales que venden boletas para las corridas de toros.

10922508_724005577696697_1387638086953214078_n

Darle una oportunidad a la paz pedía Jhon Lenon llamando al gobierno de Estados Unidos a dejar de matar en Vietnam, sin éxito, aunque vale la protesta, porque de alguna manera abrió paso a los tiempos que venían: “Demosle una oportunidad a La Paz. Terminemos con el maltrato animal, sería el complemento actual”.

Y ahí vamos, que una sociedad sin corridas de toros es una sociedad menos violenta, es obvio para quienes ven las fotos de cualquier corrida sin el peso de la supuesta tradición ni el alcohol en la cabeza.
Algunos no les gusta esta protestas y protestan ellos a su vez, no contra las guerras, sino contra lo que protestan, como le dijo Fernando Vallejo al periodista que en tono recriminatorio le preguntó por la donación que había hecho el escritor al albergue de perros en Venezuela. “Si yo doné todo esto… ¿y vos decime cuánto haz donado?” Fue la respuesta.

Miguel Rodriguez

About Miguel Rodriguez

Te puede interesar además

El picoteo agresvio y el estrés en gallinas

Un trabajo reciente del Instituto de Ciencias Animales de la Universidad de Wageningen (Holanda) estudia …