Inicio / Ecología y protección animal / Los Páramos, ¡Ecosistemas de gran importancia en peligro!

Los Páramos, ¡Ecosistemas de gran importancia en peligro!

Los páramos son ecosistemas de alta montaña, considerados lugares sagrados para muchos de nuestros antepasados, son santuarios muy importantes debido a su gran poder de captación y regulación de agua. En ellos se genera y nace gran parte de las fuentes de agua que comprenden la compleja red hidrológica nacional.
Los páramos se sitúan aproximadamente entre los 3.100 y 4.000 msnm. Es el ecosistema con mayor irradiación solar del mundo, lo que genera la flora de montaña más rica del planeta. Cuentan con un suelo cubierto de pajonales, humedales y turberas con presencia de especies particulares como los frailejones. Además, resulta ser corredor biológico para la fauna de la región. El oso andino, el cóndor y el puma entre otras especies, habitan a través de un mosaico de páramo y bosques. Tiene un alto nivel de especies nativas con aproximadamente 3.379 especies de plantas; 70 especies de mamíferos, 154 especies de aves y 90 especies de anfibios. Los páramos colombianos ofrecen importantes funciones ecológicas. Una biodiversidad única, un suelo que tiene la gran capacidad de fijar el carbono atmosférico y contribuir al control del cambio climático, pero la más valorable es su capacidad de retener y almacenar agua.

paramos2

Los páramos aportan el abastecimiento de agua para el 70% de la población de Colombia.
Colombia tiene el 49% de los páramos del mundo, 34 páramos delimitados, con una superficie total de 1.932.395 ha, de las cuales solo el 36 % (709.849 ha) se encuentra en áreas del Sistema Nacional Parques Naturales protegidos, lo cual quiere decir que más del 60% de los páramos se encuentras en peligro. Las principales causas locales de la degradación de los sistemas paramunos se deben a la introducción de la ganadería, la agricultura (principalmente cultivo de papa y amapola) y la creciente actividad minera. Sumado a estos impactos, el acelerado calentamiento global retroalimenta la degradación.
Los impactos de la agricultura y la ganadería se deben a que la numerosa población asentada sobre la cordillera de los Andes ha provocado la disminución progresiva de las condiciones naturales de los ecosistemas de montaña, para adecuar las tierras a las prácticas agrícolas ganaderas. La deforestación, la ampliación de la frontera agrícola, el pastoreo y la quema son uno de los efectos más graves que tienen los páramos colombianos.
Si bien la ocupación de estos biomas se ha dado desde tiempos ancestrales fue con la llegada de los españoles cuando se introdujeron diferentes prácticas de apropiación del suelo. Tanto la ganadería como la agricultura con sus quemas asociadas, han generado la perdida de formaciones arbustivas y frailejonales y la capacidad del suelo de retener el agua. Además de la introducción de especies foráneas, el drenaje de las turberas y la contaminación del agua.
Además de esto la minería agrava los problemas, Entre los impactos negativos que genera la actividad, se destacan la contaminación de aguas superficiales y subterráneas principalmente con mercurio y cianuro, la contaminación atmosférica.
Todo esto hace necesario el compromiso de todos para cuidar estos verdaderos santuarios, debemos cambiar nuestras costumbres, las cuales han generado una degradación progresiva de estos ecosistemas de paramos. Si todos lo pensamos bien, costumbres como el consumo de carne afectan de un modo directo estos lugares sagrados, ya que si apoyas la industria ganadera consumiendo carne estos bellos lugares van a desaparecer y las consecuencias de esto van a ser catastróficas debido a la importancia de estos lugares.
Solo queda decir, si en verdad vale la pena apoyar estas industrias como la ganadería y la minería. Si somos seres conscientes sabremos qué hacer.

Mateo Moreno Coral, estudiante de ingeniería forestal.
Marcela

About Marcela

Te puede interesar además

Jackass, Steve-O Veg

No siempre fui un defensor de los derechos de los animales, fue un proceso muy …