Inicio / Noticias / Los animales como espejo.

Los animales como espejo.

Publica la revista TIME un anunció de página entera con dos hermosos felinos, que dice: No es la curiosidad lo que está matando a estos gatos. El anuncio lo paga Panthera.org una organización dedicada a defenderlos, como dicen ellos, no precisamente de su curiosidad.

En la foto los felinos aparecen tranquilos, tiernos, aunque todos sabemos que no. Un par de mesecitos más y un tigre, un león o un jaguar se convierte en algo bien feroz y peligroso. Un hecho que no impide que el hombre, más feroz y peligroso, pueda acabarlos.

Estos diversos matices de la ferocidad nos sirven como descripción ajustada de nuestra situación, imaginémonos presentando la variedad de vida del planeta a un observador imparcial, un venusiano, por poner un caso: Y estos, querido venusiano, son los felinos salvajes, acechan

pacientes y corren finalmente tras su presa atemorizada, a la cual, haciendo uso de sus ventajas físicas, someten y abren por el cuello con sus afilados colmillos, hasta desangrarla, matarla y comerla.

Suena cruel, es verdad, pero no es nada comparado con lo que hacen los miembros de la especie humana al resto. Con la diferencia sustancial de que los felinos deben actuar así para sobrevivir, mientras el ser humano, lo hace por simple gusto.

Como por simple gusto se matan los humanos algunas veces entre ellos también, justificándose de variadas maneras desde un cínico: se me chispotió, hasta el clásico: si no lo mató yo a él me mata él a mí. Como si en cada situación estuviéramos frente a un tigre feroz que viene a comernos.

Como se sabe eso no es cierto. Aunque de nada vale, la crueldad que ejercen los humanos entre ellos, se ha justificado y se sigue haciendo bajo razones políticas, de economía, o de autodefensa, en un panorama complejo y espinoso, en medio del cual, los animales tiene algo que decir.

De un modo u otro los animales están ejerciendo el papel de jueces imparciales, sin estar confundidos por las capacidades humanas, sin estar afectados por el orgullo, están ahí sintiendo y expresando afecto también, como extraños espejos en donde la humanidad puede mirarse en su horror, sin ninguna razón válida para justificar su ferocidad.

Ahí están estos felinos para demostrarnos quién debe defenderse de quién. Según panthera.org su trabajo se extiende a la protección de los felinos en peligro que incluye tigres, leones, jaguares y leopardos de nieve.

Y con ellos, los toros, la ballenas, las vacas, y casi que cada una de las especies, pudiendo cada una hablar de su propia tragedia. Si los escuchamos sabremos que no es la curiosidad la que está matando a los gatos, que Moby no es una ballena asesina, sino un buen cantante (que no come ballenas ni ningún otro animal), y que Hobbes se quedaba corto al decir que el hombre es un lobo para el hombre, eso sería ya demasiado bueno.

Miguel Rodriguez

About Miguel Rodriguez

Te puede interesar además

El metabolismo afectado por el jarabe de maíz de alta fructosa

Desde el punto de vista médico, gran parte del debate se centra en los posibles …