Inicio / Noticias de vegetarianismo / Alimento orgánico y transgénicos / Lista de los países que prohibieron el cultivo de alimentos genéticamente modificados

Lista de los países que prohibieron el cultivo de alimentos genéticamente modificados

Millones de activistas y familias entán reuniéndose en todo el mundo y están presionando gobierno y luchando para un boicot permanente de los alimentos genéticamente modificados y agroquímicos.

protesto_monsanto_Rafael-Stedile

En Estados Unidos: Sólo los municipios Mendocito, Trinity y Marín, del estado de California, tuvieron éxito en  prohibir los cultivos de OGM. Electores de otros municipios del estado tomaron iniciativas semejantes, pero no tuvieron el mismo resultado. En San Juan, municipio de Washington, una iniciativa popular consiguió aprobar lo que se conoció como “Iniciativa Measure Nº2012-4”, que prohíbe el cultivo de trangénicos en el municipio.

Ya en el municipio Jackson, en Oregon, fue aprobada una ley que prohíbe que cualquier persona propague, cultive o desarrolle este tipo de productos. 

Austrália: Varios Estados australianos prohibieron los cultivos transgénicos, pero la mayoría de ellos ya los legalizaron nuevamente. Los transgénicos son aun prohibidos solamente en el sur del país.

Japón: La población japonesa está en fuerte oposición a las comidas transgénicas y ninguna de estas semillas debería ser plantada en el país. Sin embargo, el país importan grandes cantidades de canola de Canadá, (uno de los países que tiene mayor producción de canola transgénica del mundo) y ahora hay canola modificada creciendo al rededor de los puertos y calles japonesas para servir de materia prima para las principales compañías que producen aceite de cocina en el país. Estas fueron encontradas creciendo en 5 de los 6 puertos estudiados sobre contaminación transgénica. 

Nueva ZelandaNo hay comida geneticamente modificada creciendo en el país. 

Alemania: Está prohibido el cultivo o venta de maíz transgénico.

Irlanda: El cultivo de transgénicos fue prohibido en el país en 2009 y hay un sistema voluntario para que los productos que contengan transgénicos en su composición puedan ser identificados por el rótulo.

Austria, Hungría, Grecia, Bulgaria y Luxemburgo: Fue prohibido el cultivo y venta de comida transgénica.

Francia: El maíz MON810 GM, de la Monsanto, había sido aprobado, pero su cultivo fue prohibido en 2008.

Ilha da Madeira: Esta pequeña isla Portuguesa solicitó la proibición de cultivos transgénicos en todo el país en 2012 y fue autorizada a hacerlo por la Unión Europea.

Suíza: El  país prohibió cultivos, animais y plantas transgénicas en sus campos o haciendas en un referendo público en el año de 2005, pero la prohibición inicial era apenas de 5 años. Tal prohibición fue extendida hasta 2013.

India: El  gobierno colocó una prohibición de última hora sobre la berenjena transgénica que comenzaría a plantarse en 2010. No obstante los agricultures fueron ampliamente estimulados a plantar algodón genéticamente modificado de la Monsanto y eso tuvo resultados devastadores. El diario británico Daily Mail relata que cerca de 125 mil agricultores se suicidaron debido a la falta de productos y a la enorme deuda adquirida a partir de la plantación de transgénicos.

Tailandia: El país estuvo dando vueltas entre el apoyo y la oposición a los cultivos transgénicos. Fueron difundidos experimentos con papaya genéticamente modificada proveniente de Hawai, pero los planes fueron revertidos cuando las semillas comenzaron a contaminar plantaciones próximas. Muchos países como Japón, restringieron la importación de papaya de Tailandia, pues no querían importante ningún producto transgénico. Actualmente Tailando está queriendo abrazar los dos lados: produciendo alimentos orgánicos a precios altísimos para exportación, mientras se mueve para abrazar más y más los cultivos transgénicos. El país también ha intentado declarar algunas áreas como “libres de transgénicos” para animar a otros países para que confíen en sus alimentos. 

¿Cuáles países apoyan los cultivos transgénicos? 

EUA: Ahora son cultivadas principalmente variedades de maíz, canola y soya transgénicas. En Hawai están siendo cultivadas papayas genéticamente modificadas. El país también aprueba el cultivo de alfalfa, calabacín, azúcar de beterraga y algunos tipos de tomates, aunque actualmente no todos están siendo plantados. Hay aun una tentativa reciente de aprobar  salmón transgénico.

China: Es uno de los mayores productores de transgénicos. 

Alemania, Suecia y República Tcheca: Fue aprobado el cultivo de papas genéticamente modificadas.

Zambia: El gobierno lanzó una campaña para inducir a la población a apoyar la tecnología de los transgénicos.

Canadá: Los cultivos transgénicos son muy difundidos en el país. Casi toda la canola canadiense es transgénica, así como la mayor parte del maíz y la soya. Prince Edward Island intentó prohibir el cultivo de este tipo de comidas, pero no tuvo éxito y así, el cultivo de transgénicos en la región ha aumentado.

España: Actualmente el país cultiva maíz transgénico, siendo este el 20% de la producción total.

República Tcheca, Eslováquia, Portugal, Romenia y Polonia: Todos plantan algún tipo de maíz transgénico.

Filipinas: El país cultiva comida geneticamente modificada.

Unión Europea: Aprobó el cultivo de muchos transgénicos (incluyendo papa y maíz), pero, individualmente, los países que pertenecen al bloque pueden optar por el no cultivo de productos geneticamente modificados. Entretanto, la mayor parte de estos países no son autorizados a rechazar la venta de transgénicos.

África del sur: Ha aumentado el cultivo de transgénicos en el país.

Gran-Bretaña: Oficialmente apoya los transgénicos y posee plantaciones experimentales de algunos de estos productos, como la papa. Sin embargo, está muy difundida una desconfianza pública acerca de tales plantaciones y el príncipe Charles ha sido un fuerte opositor a los transgénicos.

América del sur: Es muy difundido el cultivo de transgénicos.

Tailandia: Como fue mencionado antes, el país alterna entre la oposición y el apoyo a los transgénicos.

India: Posee muchas culturas de algodón genéticamente modificado. Como fue mencionado antes, la enorme difusión de esas plantaciones causaron una tragedia por todo el país. El gobierno de la India llegó a prohibir el uso de semillas convencionales como tentativa de agradar a Monsanto (a cambio, el país recibió un préstamo del Fondo Monetario Internacional) y disminuir las tasas de pobreza en el país. Se estima que 1000 agricultores cometen suicídio cada mes por causa de la falta de productos y la deuda generada por las plantaciones transgénicas. Después de escuchar la promesa de la Monsanto de aumento de la productividad y resistencia a las plagas, los agricultores fueron convencidos de comprar las “semillas mágicas” que tienen un costo 1000 vezes mayor que el de las semillas convencionales. Apesar de las promesas, las cosechas fueron muchas veces destruidas por orugas. Además de eso, los agricultores no fueron avisados de que tales plantaciones exigen dos veces más agua que las semillas de algodón convencionales, así muchas plantaciones se secaron y murieron. Finalmente, las semillas “Terminator” tienen que ser compradas de nuevo cada año, al contrario de las semillas convencionales, las cuales los agricultores solían guardar de año en año. Este fue el golpe financiero final que resultó en deudas insuperables.

Las variaciones en las leyes y puntos de vista de cada país con relación a los transgénicos llevó a complicaciones cuando se trata de exportación de alimentos. Por ejemplo, Tailandia ha trabajado para tranquilizar otros países respecto de la seguridad de sus alimentos, pero recientemente su atún enlatado fue rechazado por Grecia y Holanda, después de que las pruebas mostraron ingredientes transgénicos en el mismo. El atún era enlatado en aceite de soya importado de EUA, donde la mayor parte de soya es genéticamente modificada. 

Algunos ciudadanos estadounidenses están buscando alimentos como el aceite de canola y alimentos que contengan soya, que no sean producidos por EUA, pensando que esta es una forma de evitar los transgénicos. Obviamente esta no es una buena idea. Es importante saber que sólo porque un alimento no sea cultivado en los EUA no quiere decir que este no sea transgénico. 

1922826_10202487418978726_1473510964_n

Hasta que los consumidores tengan el derecho de saber por el rótulo de los alimentos si estos contienen ingredientes transgénicos, es importante saber cuáles países están produciendo comida transgénica y cuales son estos productos.

La legislación en relación a los transgénicos está constantemente cambiando, tanto en los EUA como al rededor del mundo. El clamor público está aumentando contra esos productos, que muchas veces no son comprobados. Las reivindicaciones de la industria de “super producciones” y del fin de la pobreza y del hambre han probado ser peligrosamente imprecisas. Ahora, más que nunca, es necesario que la voz de la población aliada a su poder de boicotar estas industrias haga la real diferencia.

Adriana

About Adriana

Adriana
Socióloga, dedicada al servicio de proyectos como La Revlución de la Cuchara, el Pacto Mundial Consciente y otros que tienen en común el objetivo de proteger la Madre Tierra.

Te puede interesar además

Fiesta de la Revolución de la Cuchara en Bolivia.

Fiesta de la Revolución de la Cuchara en Bolivia, con prasadam y música consciente.