Inicio / Arsenal / La mejor canción en la defensa de los animales de todos los tiempos.

La mejor canción en la defensa de los animales de todos los tiempos.

 

Si bien Earthlings (terrícolas) es el documental que más veganos y vegetarianos ha hecho en el planeta. En la categoría de video de rock el premio debe llevarselo sin duda. Free Me de los GoldFinger. Libérame, tiene el puesto número uno en el top ten de mejor canción en la defensa de los animales.

Con una letra sentida y contundente sin caer en excesos sentimentales, pero sin quedarse corta en presentar la magnitud del problema, esta canción ha logrado sin duda, calar en el corazón de sus oyentes, invitándolo directamente a repensar nuestra relación con los animales.

Si alguna vez alguien se preguntó por lo que los animales dirían si hablaran nuestro idioma acá tienen una acercamiento certero. Regalar 4 minutos a escuchar lo que las diferentes especies tendrían que decirnos es el ejercicio que John Feldmann y sus amigos nos proponen.

Feldmann, haciendo la voz de los animales, lo canta así:

I didn’t ask you to take me from here,
i didn’t ask to be broken,
i didn’t ask you to stroke my hair,
and treat me like a worthless token,

But my skin is thick,
and my mind is strong,
i am built like my father was,
done nothing wrong,

So free me,

just want to feel what life should be,
i just want enough space to turn around,
and face the truth,

so free me,

When are you gonna realize,
you’re just wrong,
can’t even think for yourself,
can’t even make up your mind,

So my mind’s a jail,
and i hate, the whole goddamn human race,
what the hell do you want from me?
kill me if you just don’t know..

Or free me,

just want to feel what life should be,
i just want enough space to turn around,
but you’re all fucked,
maybe someday you’ll treat me like you.

RDLC EDITOR

About RDLC EDITOR

Te puede interesar además

Invitación a participar en el seminario-taller de protección jurídica a los animales y la naturaleza en Colombia

El activismo es algo tan amplio y diverso que son muchas las maneras que tenemos para hacerlo, por eso, en la revolución de la cuchara nos gusta valernos de muchas estrategias para llegar a todo tipo de personas, porque entendemos que esta revolución pacífica es para todos y para todas independiente de sus intereses, gustos, formación, edad, etnia, ideología, entre otros.