Inicio / Noticias de vegetarianismo / Activismo / La importancia del vegetarianismo, modificando hábitos a favor del ambiente

La importancia del vegetarianismo, modificando hábitos a favor del ambiente

Históricamente en la mayoría de culturas se han generado costumbres que pueden impactar de una manera drástica el ambiente. Esto se puede observar en el día a día de cada persona que consciente o inconscientemente realiza acciones que repercuten en daños o perjuicios a los ecosistemas como el uso indebido del plástico, el llevar una dieta basada en productos cárnicos, el uso excesivo de los combustibles fósiles, no separar las basuras entre otras cosas. Todas estas costumbres pueden cambiarse si empezamos por reflexionar y modificar nuestros hábitos.

Somos parte de este ecosistema gigante que alberga todos los demás, el planeta tierra. Debemos tratar de que nuestros hábitos puedan causar el menor impacto a nuestro entorno.

El vegetarianismo es una forma de llevar hábitos saludables y es una manera de contribuir a que sea menor el impacto negativo sobre los ecosistemas.

Biodiversidad 3Actualmente, existen grandes cantidades de bosques que son talados día a día para introducción y manutención de ganado. El consumo de productos cárnicos y sus derivados tiene un gran impacto en la dinámicas ecosistémicas y pueden llegar a causar aislamiento de poblaciones o extinción de especies a gran escala. Según la FAO en América Central la superficie forestal se ha reducido un 40% en los últimos 40 años debido a la deforestación a causa mayormente de la ganadería. Esto tiene grandes consecuencias como la pérdida de la biodiversidad.

Los animales de vida libre están acostumbrados a determinados hábitats y por la acción antrópica muchos de estos se han deteriorado, fragmentado y reducido; pero, para estas especies es difícil adaptarse a las nuevas condiciones ambientales generadas por las acciones del hombre.

Por este motivo principalmente, hay muchas especies en vía de extinción por ejemplo el orangután del cual solo quedan pocos ejemplares en Indonesia y Malasia; también, el oso de anteojos el cual habita en bosques de niebla y páramos en Colombia y en algunos países de América latina; la rana dorada la cual es endémica de las selvas húmedas del Chocó, la costa caribeña colombiana y las cercanías con Panamá. También, según el instituto brasileño de medio ambiente, Brasil el país más biodiverso del mundo en cuanto a flora y fauna, presenta 627 especies animales amenazadas de extinción.

Debido a la deforestación, la degradación de los suelos es otra consecuencia visible; las interacciones biológicas entre los microorganismos, algunos invertebrados y plantas se ven gravemente perturbadas. Esto causa pérdida de nutrientes en el suelo; falta de infiltración de agua ocasionando a su vez sequías en los suelos; y también, en algunas zonas donde llueve mucho los terrenos deforestados sufren inundaciones que pueden ocasionar compactación de los suelos. Todo esto puede conllevar a que estos territorios sean infértiles.

Las fuentes hídricas y los cuerpos de agua se ven afectados por las grandes descargas de materiales tóxicos provenientes de la ganadería y la industria a gran escala.

La ganadería es responsable del 18% de la emisión de los gases que producen el efecto invernadero el cual es un porcentaje mayor al producido por el transporte, estos gases son generados por la digestión de las vacas; algunos de estos gases son el gas metano, el óxido nitroso, entre otros.

images

 

Estas son algunas razones que nos invitan a reflexionar y a modificar nuestros hábitos y costumbres. Con esfuerzos individuales sumados se pueden lograr grandes cambios que beneficien al planeta y sus habitantes. Pues en nuestras manos está el futuro grandes ecosistemas.

Marcela

About Marcela

Te puede interesar además

El picoteo agresivo y el estrés en gallinas

Un trabajo reciente del Instituto de Ciencias Animales de la Universidad de Wageningen (Holanda) estudia …