Inicio / Noticias de vegetarianismo / Alimento orgánico y transgénicos / Justicia de Brasil condena a Monsanto por decir que la semilla transgénica es beneficiosa para el ambiente

Justicia de Brasil condena a Monsanto por decir que la semilla transgénica es beneficiosa para el ambiente

Publicidad engañosa. Un Tribunal regional multó con 250 mil dólares a la multinacional estadounidense por afirmar en una publicidad que las semillas de soja transgénicas son beneficiosas para el medio ambiente. En Paraguay, recientemente le fueron habilitadas nuevas variedades de su semilla. “Esta semilla no daña el medio ambiente”, había dicho Franco defendiéndose ante las críticas.

 

Sojal en Paraguay. Fotografía: CulturaMix.

El Tribunal Regional Federal de la cuarta región de Brasil condenó este viernes a pagar una multa de 500 mil reales (unos 250 mil dólares) a la multinacional estadounidense de agroquímicos por haber utilizado publicidad engañosa al promocionar una soja transgénica.

La compañía difundió en 2004 una publicidad que alentaba el uso de semillas modificadas genéticamente cuando todavía estaban prohibidas en el gigante latinoamericano.

El Tribunal Regional Federal de la cuarta región, con sede en la ciudad Porto Alegre (sur), comentó que en la propaganda Monsanto afirmaba que estas semillas eran beneficiosas para el medio ambiente.

El fallo emitido por la corte todavía puede ser apelado, no obstante, si se ratifica, Monsanto deberá pagar a Brasil 250 mil dólares de indemnización y difundir información sobre los efectos negativos de los herbicidas que se usan para producir la soja transgénica.

Sumado a esto, la mayor empresa semillera del mundo, también podría acabar teniendo que pagar siete mil 500 millones dólares a cinco millones de sembradores de soya brasileños que están demandando la compañía por regalías.

Monsanto, una de las corporaciones más controversiales del mundo, se ha convertido en los ojos de muchos en el más fácilmente reconocible símbolo del control corporativo sobre los alimentos y la agricultura.

Brasil es el segundo productor a nivel mundial de cultivos o genéticamente modificados (GM), superado solamente por Estados Unidos.

La vasta mayoría de esta área cultivada consiste de soya que ha sido alterada genéticamente por Monsanto para resistir al herbicida Roundup, producto de la misma compañía.

En Paraguay, la mayor parte de la soja cultivada es transgénica. Al poco de asumir, el gobierno impuesto por el golpe parlamentario habilitó variedades de semillas transgénicas de maíz y algodón de la Monsanto, desatando críticas de sectores campesinos y defensores del medio ambiente. Ante las acusaciones, Federico Franco aseguró en una conferencia de prensa en Villarrica: “Esta semilla no daña el medio ambiente ni la salud de la gente”

Adriana

About Adriana

Adriana
Socióloga, dedicada al servicio de proyectos como La Revlución de la Cuchara, el Pacto Mundial Consciente y otros que tienen en común el objetivo de proteger la Madre Tierra.

Te puede interesar además

Lista de los países que prohibieron el cultivo de alimentos genéticamente modificados

Millones de activistas y familias entán reuniéndose en todo el mundo y están presionando gobierno y luchando para un boicot permanente de los alimentos genéticamente modificados y agroquímicos.