Inicio / Noticias / Éticamente está mal

Éticamente está mal

Casualmente cuando estaba en el colegio, en clase de religión (que ironía)nos dejaron como trabajo investigar una religión específica y otra vez, casualmente, a mí me tocó investigar sobre el budismo. Después de conocer un poco de su filosofía de vida me deje convencer de algunos de sus principios, en aspectos como la alimentación tanto espiritual como digestiva y su profunda relación con el hecho de comer muerte, químicos segregados por el animal al morir etc… Pero estaba más bien jóven y dejé de comer carne sólo durante unas semanas.

Meses después me enteré de otras razones para ser vegetariana: razones ecológicas, políticas, sociales y, en mi concepto la razón más convincente para dejar de comer carne, la forma como se produce esta comida al “menor costo” para obtener el mayor “beneficio” individual económico. Después de ver la industria de la producción de carne es lógico cambiar de opinión, es más, es ilógico no cambiar de opinión. Es detestable la forma en la que el hombre arrasa con la vida, el planeta, las plantas, los animales justificándose en una necesidad alimenticia, ¿Por qué hacerlo de una forma tan rapaz e insensible cuando se pueden lograr mejores resultados por otros medios más amigables?, y esta misma forma de producción de alimento se replica en todos los elementos de la vida diaria, por ejemplo, la extracción minera, el petróleo, el carbono, todo lo que se saca de la tierra se hace sin medir consecuencias sobre el mismo ambiente y los seres que lo habitan, por esto éticamente creo que está mal comer carne. Lastimosamente durante unos años pude sostenerme, pero en el último año no ha sido fácil. Desde que empecé a trabajar no sé qué hacer para el almuerzo y la verdad no sé cocinar vegetariano, así que ha sido un sacrificio y apenas empecé a trabajar tuve varias recaídas. Pero tengo la intención de ser vegetariana nuevamente!

Eli A Marin

About Eli A Marin

Te puede interesar además

¿Comida imposible?, Luce como carne, pero….¡No lo es!

Una empresa de llamada Impossible Food ha estado creando alimentos con textura y con sabor imitación carne, pero a base de plantas.