Inicio / Noticias / El peligro de las mascotas

El peligro de las mascotas

Miley Circus
Hannah Montana

Cada persona que lleva a un animal a vivir a su casa. Sea un lindo gatico, un cachorro, o un puerco (¿por qué no?), debería ser advertido del peligro que corre. Ese ser que se ve tan indefenso puede causar lo que no quieres que pase en tu vida. Él puede privarte de lo que para ti sea quizás uno de los mayores placeres. Él puede hacer que pase lo impensable, sí, él puede hacer que dejes de comer carne.

Es una advertencia en serio. Ese ser que parece tan lleno de buenos momentos y compañía, ese amigo incondicional, esa bolita de pelos, tiene la maligna capacidad de hacer que en tu interior se haga esa tan temida deducción: “¿Si no me comería a mi mascota por qué si me como otros animales que sienten igual que ella?”

Una vez llegado ese momento, todo se complica, la pregunta, por supuesto, no tiene respuesta (por lo menos ninguna con una mínima carga de lógica y sensatez) que no te lleve a replantearte tu consumo de carne.

Y así vemos como las mascotas son un peligro para los chicos de la Industria de la carne que parecían tenerlo todo tan bien planeado; con sus campañas de “No coma cuento coma carne”, con sus médicos vendidos y con sus mitos sobre la proteína. El asunto es que no contaban con la astucia de los animalitos de casa. Mala cosa, porque precisamente ellos, son los que han venido a desmantelar la mayor de sus estrategias. La estrategia que ha logrado generar una distancia suficiente entre un ser con ojos y la carne que llega al plato. La que nos ha hecho olvidar que cada pedazo de carne es la herida de otro.

Por falta de advertencias como esta es que el mundo está ahora lleno de vegetarianos o veganos que no se pensaban que tal cosa les podía pasar cuando le abrieron la puerta de su hogar a tanto Firulai, Chester, Danger, Diomedes o Mangos que andan en sus cuatro patas por ahí.
La actriz Miley Circus, la actriz de Hannah Montana, es un ejemplo de esto, en una entrevista dada a Paper (leer aquí), Miley contó como por la muerte de una de sus mascotas en las garras de un coyote, decidió dejar de comer carne. Y como ella hay miles que desatendieron esta advertencia. O quizás ni la conocían.

Por eso, si quieres seguir comiendo partes de animales con tranquilidad, deja que los maten lejos de tu vista, no les des entrada a tu casa, no juegues con ellos, no te preguntes y nunca los mires a los ojos. Tienen un problema: Están vivos y sienten como tú.

Alejandro Arango

About Alejandro Arango

Te puede interesar además

¿Comida imposible?, Luce como carne, pero….¡No lo es!

Una empresa de llamada Impossible Food ha estado creando alimentos con textura y con sabor imitación carne, pero a base de plantas.