Inicio / Noticias de vegetarianismo / Ciencia y tecnología / ¿Comeremos menos carne en el futuro?

¿Comeremos menos carne en el futuro?

[pullquote align=right]Que en el futuro las personas comerán menos carne es el sueño obvio, y quizás inocente, de todo activista por los derechos de los animales, que famosos economistas lo confirmen es otra cosa.[/pullquote]

Cada activista de una causa obvia tiene que saber mantener su fe en la especie humana sobretodo en esos momentos en que algo que es tan obvio es tan ignorado. Así los cientos de argumentos en contra de comer carne, co-existen de forma loca, con los millones de consumidores de carne en el mundo. Que esto cambie para el futuro es la esperanza. Y aunque la esperanza es lo último que se pierde… a veces entra la duda, y es que después de documentales como earthlings ¿Qué más queda por decir?

En momentos como estos vale la pena recordar testimonios impactantes, venidos quizás de donde menos uno lo espera y que pueden animar hacia un futuro mejor. Nos referimos a las declaraciones hechas en el 2014 por Alvin Roth, premio nobel de economía en donde dice que en el futuro el veganismo será mucho más extendio y aceptado.

 

Es probable que comer carne sea considerado moralmente chocante para las generaciones que vienen. En poco tiempo las protestas veganas serán parte del pasado y el mismo veganismo será la regla, no la excepción”. Afirma Alvin Roth, premio nobel de economía.

 

 

RDLC EDITOR

About RDLC EDITOR

Te puede interesar además

Una sobre loros.

El viejo Paul lo dijó hace rato: "Si los mataderos tuvieran paredes de cristal todos seríamos vegetarianos", dando en el clavo: Comemos carne, de la forma y en la cantidad que lo hacemos, porque no vemos cuando matan al animal. Hasta el más empecinado carnívoro deja de comer tanta carne cuando le toca matar el mismo a la criatura, cuando no es que se hecha para atrás de una vez. Mala noticia para Paul todavía la carne se procesa lejos, y aunque quizás la crueldad del consumo de carne es cada día más evidenciada, todavía es muy fácil hacerse el de la vista gorda.