Inicio / Salud y nutrición / Buen Corazón

Buen Corazón

Un estudio publicado por el American Journal of Clinical Nutrition ha apuntado que la dieta vegetariana resulta beneficiosa para la salud del corazón, reduciendo los riesgos de padecer enfermedades cardiovasculares, primera causa de muerte en los países occidentales. El estudio llevado a cabo por la Universidad de Oxford sobre 44.500 personas en Inglaterra y Escocia, muestra como los vegetarianos tienen un 32% menos de posibilidades de desarrollar una enfermedad del corazón que los que comen carne y pescado.
 
Acorde a las conclusiones del estudio emitidas por la investigadora líder, la doctora Francesca Crowe, la dieta desempeña un papel fundamental en la prevención de las enfermedades cardiovasculares y se demuestra como la dieta vegetariana favorece una menor presión arterial, niveles de colesterol “malo” más bajos y un peso corporal más normal que los no vegetarianos.
 
Lo primero a tener en cuenta para tener un corazón saludable es velar por nuestra alimentación.
 
 
 

Respecto a ésta sigue las siguientes consideraciones:

  1. aumenta considerablemente la ingestión de frutas y vegetales. Son fuente de fibras, vitaminas y minerales imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo y en especial del corazón. Además contienen compuestos que previenen las enfermedades cardiacas.
  2. Limita el consumo de alimentos con altas cantidades de grasa y colesterol. Las grasas saturadas son productos altamente dañinos para el sistema cardiovascular, evita comerlos o al menos reduce al mínimo su ingesta. El colesterol elevado incrementa la arteriosclerosis, lo cual aumenta los riesgos de sufrir un infarto.
  3. En lugar de sal, sazona las comidas con distintos tipos de especias, muchas veces ricas en nutrientes y bajas en calorías. Aportan sabores diversos a los platos sin comprometer la salud cardiovascular.
 
 
Grasas sanas
Debemos tender a sustituir las grasas poliinsaturadas, tan dañinas para el corazón, por las grasas sanas. Estas son los aceites vegetales como el de oliva, girasol, canola, soya, ente otros, favorecen el buen funcionamiento cardiovascular y previene los infartos.
 

 

       

 
 
Frutos secos
Los frutos secos son excelentes alimentos para la salud del corazón. Ten siempre a mano para las meriendas maní, nueces, almendras, pistachos, anacardos y castañas, entre otras variantes. Son deliciosos y extremadamente nutritivos. Por supuesto, tampoco en exceso pues suman muchas calorías.
 
 
 
        
 
 
Productos integrales
Elije productos integrales para tu menú regular, ya que son fuente de fibra y nutrientes necesarios para la salud cardiaca. Una buena opción es moler semillas de lino y agregar ese polvo al yogurt o a las sopas.
 
 
 
      
 

 

Productos lácteos 

Si bien los productos lácteos no deben faltar en una dieta equilibrada, garantía de una buena salud cardiaca y general, intenta consumir los que sean bajos en contenido graso en todas sus variantes.

 
 

 

 

 

 

Te hemos brindado algunas recomendaciones alimenticias para lograr una buena salud del corazón.

 
 
 

No olvides que la forma más eficiente de mantener sano el sistema cardiovascular es seleccionando una dieta balanceada y muy nutritiva, que fortalezca el organismo en su conjunto y permita que el cuerpo siga funcionando en toda su vitalidad.

 

Naturalia

About Naturalia

Te puede interesar además

Hierbas, plantas y tés

Poderes curativos espirituales de algunas hierbas, plantas y tés Existen hierbas y plantas especiales que …